Dudas

Algunas personas se sorprenden cuando les enumero las necesidades reales de un caballo cada día. He aquí las respuestas a la mayoría de preguntas que me formulan.

¿Por qué le das tanta importancia a la nutrición de los caballos?

Sencillamente, porque la tiene.  Este es, probablemente, el punto donde más choco con la mayoría de propietarios que me han pedido ayuda con el entrenamiento de sus caballos. Me encuentro casos en los que se sobrealimenta con grano, se escatima con el forraje de calidad, y no se proporciona en ningún caso, los aportes necesarios de minerales, vitaminas y aminoácidos, es decir, los nutrientes que harán que el organismo funcione bien, que el cuerpo metabolice y sintetice los alimentos, y en definitiva, que fortalezcamos a un caballo, en lugar de debilitarlo.

¿Alguien cree que Cristiano Ronaldo, Fernando Alonso, Rafa Nadal o Pau Gasol se alimentan con lo primero que pillan y les calma el hambre y los deja rellenitos?


Si no estás dispuesto a que valoremos la dieta de tu caballo, y a modificarla en caso de que sea necesario, mis servicios, no son para tí.


Antes de empezar a trabajar con un caballo, recomiendas sacarle sangre ¿Para qué? Yo llevo toda la vida con caballos, y nunca les he sacado sangre.

Sacar sangre es el único modo de saber realmente lo que ocurre en el interior de un caballo. El aspecto externo, es muchas veces engañoso. Caballos que aparentemente presentan un aspecto rellenito, e incluso musculado, puede que estén anémicos, que estén produciendo más ácido láctico del recomendable o que tengan cierta carga parasitaria. Eso y otros muchos datos, que un buen veterinario especialista en analíticas podrá interpretar, es muy importante que lo sepamos, incluso aunque tengamos a nuestro caballo suelto en el campo y apenas lo montemos.

Para mí, es fundamental hacer esta prueba antes de iniciar cualquier programa de entrenamiento intensivo, ya que de lo contrario, podríamos producirle al caballo más perjuicios que beneficios.

¿Pero los caballos necesitan mucho entrenamiento? Creo que mi caballo tiene de sobra con el entrenamiento que le doy.

En realidad, no se trata de más entrenamiento, sino del más adecuado para cada caballo. Solo los jinetes profesionales que disponen de varios mozos de cuadra cualificados y de otros jinetes que les ayudan, se pueden vanagloriar de dar a sus caballos el entrenamiento que necesitan. Y solo aquellos caballos que estén sueltos en fincas de varias hectáreas, pueden decir que hacen todo el ejercicio que necesitan.
Sea un caballo de doma, de paseo o de salto, todo caballo, y más aún si su ecosistema se reduce a un box, necesita de un mínimo de ejercicio diario que es el que le mantendrá alegre y en buen estado. Aunque trabaje tres o cuatro días a la semana, permanecer el resto en el box, no le beneficia y mermará su salud física y mental.
Por otra parte, un caballo que solo trabaja los fines de semana, nunca llega a ponerse en forma, por lo que el lunes y el martes tiene las agujetas garantizadas, y como ya no vuelve a salir del box hasta el viernes o el sábado, el lunes volverá a sufrir las consecuencias del ácido láctico. La única forma de eliminar de un modo no doloroso el ácido láctico es utilizándolo como energía, y para eso el caballo necesita movimiento suave y continuo. Mantener este ciclo de trabajo solo los fines de semana por mucho tiempo, solo nos llevará a un caballo inapetente por el trabajo y que tarde o temprano, presente problemas en su aparato músculo-esquelético.

Yo solo monto a mi caballo los fines de semana, y tampoco le pido nada especial ¿también necesita ejercicio aparte?
Si entre semana no sale del box, aunque después en el fin de semana no se le exija mucho, nunca podrá tener sus necesidades cubiertas. Todos los caballos necesitan salir de su box a diario, ya que en la cuadra no pueden caminar, lo cual les impide tener una actividad cardíaca adecuada, sus músculos ejercitados y el tenerlo entre cuatro paredes deteriora su salud mental y su sistema óseo.

¿Entrenamiento pie a tierra para qué? Yo ya le doy cuerda antes de montarme para desfogarlo.
Darle cuerda a un caballo antes de montarlo para desfogarlo, es precisamente eso, un simple truco para desfogarlo, pero no es ni mucho menos un entrenamiento. Por lo general, la mayoría de jinetes y propietarios desconocen las técnicas básicas del correcto trabajo a la cuerda, y ni lo toman como parte de un entrenamiento semanal, ni le dedican el tiempo necesario.
Las bases del correcto entrenamiento pie a tierra radican en que el caballo, sin ningún peso encima ni nada en la boca, puede moverse de su modo natural, lo cual favorece el empleo de su cuerpo de un modo armónico e incide en una puesta en forma sana y positiva, que después, repercute en una mejora drástica en su trabajo montado.

De acuerdo, es importante, pero ¿y si se lesiona dando cuerda o haciendo cualquier otra cosa de las que propones como entrenamiento?
El modo más seguro de lesionar un caballo y de impedirle que disfrute de una vida longeva y  sana, es tenerlo parado en un box un día tras otro y solo sacarlo para su habitual trabajo en la pista. Los caballos necesitan mucho ejercicio, pisar distintos tipos de terreno y de otras muchas cosas para que su cuerpo se mantenga en forma y sano, que si no se las proporcionamos aunque sea en pequeña medida,  es seguro que más pronto que tarde se lesionará por haber ido debilitando su cuerpo a base de tenerlo días y días encerrado en un box y cuando ha sido sacado, no se le ha dado el entrenamiento adecuado.

Haces varias referencias en tu página al término descanso activo o dinámico, ¿qué significa?
Tradicionalmente entendemos descanso por no hacer absolutamente nada o quedarnos en el sofá, con lo cual extrapolamos este mismo concepto al caballo y creemos que darle descanso ha de implicar dejarle en el box, y nada más lejos de su necesidad. El caballo que ha trabajado el día anterior, sea al ritmo que sea, necesita al día siguiente salir de la cuadra. Si ha trabajado muy fuerte, necesita salir como mínimo y caminar una hora larga para estirarse, que la circulación de su cuerpo se active y que con ello se recupere su cuerpo. Si el día anterior no ha trabajado, también necesita salir y moverse, porque estando parado es como todo su cuerpo se deteriora. EL CABALLO NECESITA MOVIMIENTO TODOS LOS DÍAS, INDEPENDIENTEMENTE DEL TRABAJO QUE HAYA HECHO EL DÍA ANTERIOR

Hablas en tu página de la importancia de la nutrición, del control parasitario, del estado de la dentadura del caballo y de otras muchas cosas que hay que tener en cuenta a la hora de iniciar un programa de entrenamiento equino. ¿Es necesario tener en cuenta tantas cosas?
Todo aquel programa de entrenamiento que no aborde al caballo como un todo, está abocado al fracaso. Ni el mejor de los planes de entrenamiento podrá surtir efecto alguno si no incidimos en la nutrición, el buen estado de sus cascos y en otros factores fundamentales del caballo. Debemos estudiar todos estos factores a conciencia para elaborar un plan que garantice el éxito. De no hacerlo así, solo crearíamos un caballo que en poco tiempo se estancase, que no rindiese o que incluso se lesionase.




No hay comentarios:

Publicar un comentario