martes, 26 de noviembre de 2019

Movimiento, cúrcuma y claves para ayudar a caballos con lesiones articulares


Uno de los aspectos a los que más tiempo dedico en el día a día es a preparar las comidas de mis caballos, ya que el caballo, como la persona y cualquier otro ser vivo, es fiel reflejo de lo que come.



Las comidas de mis caballos desprenden un olor muy especial, ya que además de tener una base de piensos muy ricos en plantas y hierbas que desprenden un olor muy agradable, les añado algunos trozos de fruta y ciertas especias. Es cierto que empleo casi una hora al día entre el tiempo de preparación y el darle a cada uno su comida, pero es un momento muy especial, ya que es un tiempo del día que paso al lado de cada uno de ellos, mientras se comen lo que les he preparado, y les acaricio o les contemplo tranquilamente, comprobando cada parte de su musculatura, el estado de sus cascos, como mastican, su estado de ánimo, etc.



Algunos ejemplos de las comidas que les preparo a mis caballos. Cada caballo tiene una ración personalizada y adecuada a su peso, genética, etc.

He hablado en otras publicaciones sobre nutrición equina y siempre digo lo mismo, no soy ningún experto en el tema de la nutrición propiamente, pero como tengo claro que el bienestar de todo ser vivo depende enormemente de lo que come, intento estar al día y llevar a cabo aquello que sepamos sobradamente puede beneficiar a los caballos.

Dicho esto, no es ningún secreto que el éxito en la dieta de un caballo, es siempre que tenga forraje a su libre disposición o al menos, en cantidades óptimas, lo cual implica entre diez-catorce kilos de forraje al día dependiendo del caballo.

Bien, pero además del forraje, el caballo puede verse beneficiado por ciertos alimentos y complementos, no tanto encaminados a la energía, sino a su salud y bienestar general. Como la mayoría de los caballos de hoy día viven en entornos muy alejados de lo que su condición de herbívoros requieren, suplementar con estas pequeñas ayudas, puede ser beneficioso, siempre teniendo en cuenta las necesidades de cada caballo en concreto.

En este sentido, ciertas plantas y cultivos, pueden ser un buen complemento. Ahora bien, tengamos siempre presente que se trata de AYUDAS, NO DE MILAGROS. ¿Y por qué recalco esto? Porque hay cantidad de caballos que están comiendo piensos de alta gama, reciben cantidad de suplementos, pero después….se pasan el día en el box.

En tales casos, los dueños de esos caballos atribuyen propiedades milagrosas a lo que dan como alimento al caballo, y esperan que aunque se pase horas y horas encerrado sin moverse ni recibir horas de Sol, su salud sea buena única y exclusivamente porque le dan un pienso caro al caballo. Y ningún pienso ni ningún complemento ni alimento milagroso, podrá revertir los efectos de destrucción masiva que le supone al caballo el pasar tantas horas en el box.

Incidamos pues en que ciertos alimentos pueden ser de ayuda al caballo, pero solo cumplirán su cometido siempre y cuando el caballo cuente con unos mínimos, los cuales son: movimiento, forraje, ausencia de estrés, etc.

Una vez partimos de esta base los beneficios de la cúrcuma para humanos están más que avalados por literalmente, miles de estudios, como puedes comprobar en este enlace: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin

Posteriormente, se investigó su efecto en caballos y parece que producía efectos muy similares: https://ker.com/equinews/equine-osteoarthritis-curcumin-research/

Por lo tanto, parece que incluir cúrcuma en la dieta del caballo puede ser una ayuda sobre todo para caballos con inflamaciones en articulaciones, osteoartritis, etc.

Además de estas cualidades, podría tener otros efectos positivos, a nivel de alergias, mejoras en la piel, etc.: http://turmericlife.com.au/pages/turmeric-for-animal-research/

Si quieres conocer los beneficios generales de la cúrcuma en humanos, en este enlace tienes un resumen: https://muysaludable.sanitas.es/nutricion/propiedades-beneficios-la-curcuma/

Ahora bien, ¿son extrapolables esos beneficios a los caballos? Los estudios en equinos no llegan a tanto, pero a día de hoy, ya son muchas las marcas de suplementos para caballos que comercializan cúrcuma para caballos. ¿Qué hago yo? Uso la cúrcuma normal y corriente que se compra en herboristerías, en polvo. Una cosa que hemos de hacer, si decidimos añadir cúrcuma a la ración de nuestro caballo, es suplementar con pimienta negra, ya que la absorción de la cúrcuma es muy baja, y la mezcla con pimienta negra (molida) ayuda a que sea asimilada por el organismo. La cantidad que uso de pimienta es menor que la de cúrcuma evidentemente.

Atómico es el caballo con el que más empleo cúrcuma. Llegó siendo incapaz de posar sus dos posteriores a la vez debido a la lesión articular que tiene en ambos menudillos. 


Debido al dolor y la inflamación, Atómico no quería moverse apenas y tuve que empezar con él con 
paseos muy progresivos hasta que fuimos aumentando la dificultad. 


En poco tiempo, el caballo fue ganando seguridad en sí mismo y se atrevía a adoptar posturas que al principio eran impensables


En estos vídeos puedes comprobar la progresión de Atomico. En su camino de recuperación, la cúrcuma y el colágeno han estado presentes, pero la clave principal es el movimiento. Aun así, su recuperación tiene un techo que no podremos sobrepasar, ya que los años de enclaustramiento en el box, mala alimentación y mal trabajo, han dejado secuelas que nunca podremos superar.




La cantidad de cúrcuma que empleo para mis dos caballos sin lesiones articulares es apenas un espolvoreo al que añado algo de pimienta, mientras que para el caballo que tengo con lesiones articulares uso más cantidad. Lo que hago es que alterno, y estoy un par de meses dándole cúrcuma, después, un par de semanas o tres sin añadir nada, después le suplemento con colágeno y vitamina C, y así voy rotando.

Pero lo que no falta al caballo en su día a día es movimiento. Sin eso, ni la cúrcuma ni el colágeno ni absolutamente nada de lo que coma servirá para nada.

Por lo tanto, lo que no tiene sentido es empezar a dar cúrcuma como si la regalaran pero dejamos al caballo en el box horas y horas y además le damos dietas altas en almidón, ya que el poder de destrucción del box más el del almidón no podrá ser paliado ni por un kilo de cúrcuma al día.

Recuerda que el caballo nació para moverse, que el almidón no le sienta nada bien, y que si no tienes en cuenta esto, nada de lo que hagas, podrá ayudarle.

_________________________________________________________________________________


Faltan pocos días para el lanzamiento de mi nuevo programa de entrenamiento: Caballo Salvaje, con el que podrás conocer todo aquello que permitirá a tu caballo tener el rendimiento y la salud de un auténtico caballo salvaje. Si quieres conocer con más detalle en qué consiste y además beneficiarte de un 10% de descuento, contacta conmigo a través de este e-mail.



No hay comentarios:

Publicar un comentario