miércoles, 31 de octubre de 2018

Las obras de cada uno

En esta ocasión es una cita de Sta. Teresa de Calcuta la cual he leído, y que puede ser muy interesante para lo ecuestre. Dice así:
“No todos podemos hacer grandes obras, pero podemos hacer pequeñas obras con gran amor
Me encantó en cuanto la leí, y creo que llevándolo al mundo del caballo, puede cobrar un enorme sentido. Ante la cantidad de despropósitos que aun abundan en torno al caballo, podemos sentir la tentación de desesperarnos, y decirnos a nosotros mismos que nada de lo que hagamos, surtirá efecto. A mí me pasó durante un tiempo. En ciertas zonas de Andalucía y del resto de España se cometen tantas atrocidades con los caballos que sentía que por más que hiciera, de nada serviría. Bien, puede que no consiguiera cambiar los métodos de manejo y entrenamiento de estos jinetes rompecaballos, pero sí que podía cambiar la vida de un caballo. Aunque fuera uno solo, a ese caballo, sí que podría cambiarle todo.
Y así sucedió. Y después, vino otro, y después otro, y sin darme cuenta, ya han sido varios los caballos cuyo futuro pintaba oscuro, pude intervenir en sus vidas y hacerla mejor.
Bien, a lo mejor no podemos cambiar todo lo que queremos y con la inmediatez que lo deseamos en el mundo del caballo de hoy, pero si todas las personas de buen corazón y ganas de mejorar el panorama ecuestre intervenimos en la vida de un solo caballo, y le dedicamos nuestro amor, nuestra constancia…serán muchos los caballos sobre los que podremos actuar, y sin darnos cuenta, habremos virado el rumbo de lo ecuestre hacia un destino mucho más afable. Yo ya he conocido varios casos de este tipo, así que cuantos más seamos los que actuamos en consonancia con este modo de pensar de Sta. Teresa, antes podremos conseguir esa gran obra a la que todos aspiramos…


No hay comentarios:

Publicar un comentario