martes, 3 de julio de 2018

Deporte hípico y amor por el caballo...¿compatibles?

Esta pregunta, cuya respuesta puede parecer evidente para muchos (unos dirán que sí, otros que no), da para mucho e iba a ser el título de mi ponencia en las jornadas Horse and Human de este año. Y digo iba porque debido a un cambio en las fechas de las jornadas, no voy a poder asistir a las mismas.
Pero el tema es creo muy importante y hablaré de él en los próximos días desde aquí. Todos sabéis que desde ciertos sectores del animalismo se está demonizando y atacando a la hípica deportiva. Yo claramente defiendo la idea de que deporte y amor por el caballo pueden ir de la mano. Pero es cierto que desde determinados sectores de la hípica, el caballo es, digámoslo claramente, el último mono.
Estamos viviendo tiempos de polarización extrema, y parece que muchas personas, más que defender el bienestar del caballo, simplemente quieren defender a toda costa su postura, negando que más allá de su opción pueda haber algo bueno, y esto vale para unos y otros, para animalistas y anti-animalistas.
En la foto, Mark Todd, y Leónidas, dos grandes deportistas, dos grandes representantes del deporte hípico de alto nivel.


No hay comentarios:

Publicar un comentario