jueves, 19 de octubre de 2017

La ventaja del jinete económicamente débil, pero con capital de conocimientos y perseverancia

Hoy de nuevo comparto con vosotros algunas de las reflexiones que mi maestro me regala cada vez que nos juntamos. Espero que la de hoy os motive tanto como a mí:


A todos los jinetes les gusta saber, pero a poquísimos el aprender: estudio, reflexión y cambio, no entran dentro del esquema de la mayoría. Por eso, la hípica se está tecnificando mucho en lo que concierne al entorno del jinete: cinchas, protectores, monturas… que parezca que cambia todo sin que el jinete cambie, más que en aquello que no le suponga esfuerzo. Lo cual, es una ventaja para el jinete económicamente débil, pero con un buen capital de conocimientos y perseverancia


No hay comentarios:

Publicar un comentario