viernes, 18 de agosto de 2017

Razones de peso por las que deberías pesar lo que come tu caballo

Curiosamente, una de las herramientas que más uso en mi trabajo, es una báscula de cocina. Lleva conmigo tres años y pico, y es de gran ayuda. ¿Y por qué alguien que se dedica a entrenar caballos se apoya tanto en una báscula?

SENCILLO: ME DICE CON EXACTITUD LA CANTIDAD DE PIENSO QUE COMEN LOS CABALLOS CON LOS QUE TRABAJO.




Si bien la compré para tener control de lo que comían mis caballos, en poco tiempo empecé a usarla también para saber qué cantidades comían los caballos de mis clientes. ¿Y por qué me pongo a pesar lo que comen sus caballos? PORQUE CADA GRAMO DE PIENSO QUE INGIERE EL CABALLO ESTÁ INTIMAMENTE LIGADO A SU RENDIMIENTO Y COMPORTAMIENTO EN GENERAL.

Esto, que se dice en una sola frase, es obviado por una gran mayoría de jinetes profesionales Y propietarios de caballos. Por desgracia, me sigo encontrando con caballos que comen mucha cantidad de cereal y ninguna o poca cantidad de pienso de calidad. El resultado: caballos obesos, caballos con problemas metabólicos, con lesiones derivadas del sobrepeso y de la falta de huesos y tejidos duros de calidad, problemas de comportamiento, etc. UNA BUENA ALIMENTACIÓN NO CONSISTE EN TENER AL CABALLO GORDO, SINO EN TENER UN CABALLO EN SU PESO ADECUADO Y CON UN SISTEMA MÚSCULO-ESQUELÉTICO SANO Y UNA MENTE DISPUESTA AL TRABAJO.

Al principio, como os decía, la báscula la tenía solo para pesar las raciones de mis caballos, ya que cada uno come cantidades y tipos de pienso diferentes. Y puede que también os preguntéis, ¿por qué comen distinto? Pues porque hay que adecuar a cada caballo lo que necesita comer en base a sus necesidades, y estas pueden venir determinadas principalmente por:

Edad
Raza
Estado de peso/musculación
Fase de trabajo en la que se encuentre
Si vive en paddock o en libertad total
Historial delesiones o patologías como laminitis, lesiones articulares…
Etc

Es MUY IMPORTANTE QUE DEMOS TANTO LA CALIDAD COMO LA CANTIDAD ADECUADA DE PIENSO A CADA CABALLO. Nunca tendrá las mismas necesidades un potro de 4 años que un caballo de 12, un PRE que un PSI, un caballo de raid o uno de paseo, etc. Y por supuesto, las raciones, además de tener en cuenta todo lo anterior, deben basarse en el régimen de trabajo en el que se encuentre el caballo.

Por lo tanto, dar de comer lo mismo cuando el caballo que solo sale del box para trabajar suave en la pista que cuando trabaja a tope el fin de semana, es contraproducente.

Esto por desgracia se ve a diario en miles de caballos repartidos por diferentes hípicas de España: caballos que no salen de sus boxes en todas la semana, a los que se les da de comer dos raciones diarias, por lo general de avena, lo cual le causa graves perjuicios, ya que su cuerpo no puede quemar toda la energía que consume con la comida, y desemboca en forma de trastornos metabólicos,y por supuesto, de ansiedad y comportamiento, así como en exceso de fuerza el día que salen de la cuadra al fin.

Este tipo de caballos que no trabaja en varios días, no deben recibir comidas con tanto almidón, y sí en cambio un heno suave y pienso bajo en calorías. Igualmente, esta alimentación típica basada en avena, será a todas luces insuficiente en calidad en caballos que vayan de concurso o que trabajen el fin de semana cuando sus propietarios tienen tiempo, ya que la avena aporta energía y poco más, pero pocos nutrientes, los que precisamente necesitará el cuerpo para reponerse de los esfuerzos.

En definitiva, dar de comer la misma cantidad a caballos distintos y con regímenes de trabajo diferentes, solo nos llevará a problemas físicos y de comportamiento más temprano que tarde. Recuerda que muchos de los supuestos problemas que surgen a los caballos, se arreglan con un cambio de alimentación, adaptándola a sus necesidades reales.

Entre las muchas opciones para alimentar caballos que hay hoy, yo personalmente elijo St Hippolyt, debido a la formulación de sus piensos, avalada por una experiencia de 25 años, y con una gama amplia y enfocada en necesidades muy específicas y que me permite darle a cada caballo lo que realmente necesita.


SI ESTÁS INTERESADO EN SABER SI TU CABALLO COME la CANTIDAD Y CALIDAD ADECUADA  A SU EDAD, RAZA, CONDICIÓN Y NIVEL DE TRABAJO, puedes contactar conmigo a través de mi e-mail, y junto con St. Hippolyt España evaluaremos si su relación trabajo/alimentación es el adecuado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario