martes, 4 de junio de 2013

El matrimonio Blunt, los caballos y la vida.

En mi próximo artículo para la revista Galope, doy un salto en el tiempo, y dejo mis crónicas ecuestres medievales, para hablar de un tiempo mucho más reciente, pero no por ello menos apasionante.
Inicio una serie de artículos que versarán sobre la Historia del caballo árabe moderno, y para ello, como no podía ser de otro modo, los Blunt, son los primeros protagonistas de tal serie.
Para muchos, el caballo es fuente de diversión o simple afición. Para mi, es eso y mucho más, y sobre todo, me permite combinar todo lo que se vive en torno a ellos y mi pasión por el estudio de la Historia. Y con ello, obtengo preciosas lecciones y aprendizajes.

Lady Anne Blunt fue nieta de Lord Byron, y en verdad, que fue digna heredera de tan gran romántico. Su marido, un aventurero y amante de los caballos y del mundo árabe, igual que su esposa. Juntos crearon Crabbet Park, y además contribuyeron a la mejora y mantenimiento de la línea egipcia de PRá, criando caballos en El Cairo y en Sussex, Inglaterra. Recorrieron desiertos, vivieron grandes aventuras y se afincaron en Egipto por un tiempo. No os cuento más, pues el resto podréis leerlo en el próximo número de Galope, pero eso sí, os dejo con una frase de Wilfrid Scawen Blunt, que cuando la leí, compensó con creces las horas de estudio que requieren la Equitación y la Historia:

"Ninguna vida es perfecta si no se ha vivido cuando joven dedicado a los sentimientos, cuando maduro a la lucha, y cuando anciano a la meditación”

Al leerla, me reconforto, pues los pasos que con mayor o menor fortuna uno ha dado en sus treinta y nueve años de existencia, van sin duda encaminados en tales objetivos. Hallóme inmerso en la lucha, atrás quedaron los sentimientos, y esperemos pues, que algún día, a la sombra de una encina, viendo a las yeguas pastar, podamos al fin en paz, meditar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario