martes, 7 de mayo de 2013

NUEVO ARTÍCULO EN LA REVISTA GALOPE

Ya está en los quioscos el nº 68 de la revista Galope, en el que va contenido la segunda parte de Lo ecuestre en al-Andalus. Es un trabajo desmitificador en cierta medida, ya que en los círculos de aficionados al caballo es común escuchar hablar de ese rico pasado ecuestre andalusí, que sin duda, existió, pero mis investigaciones en este sentido, me llevan a hablar de una cabaña equina de elevada presencia mular, por encima de todo. No nos debe extrañar, pues la rudeza del mulo es ideal para los trabajos agrícolas, de carga, y hasta en la batalla, y de hecho, incluyo en este artículo una anécdota protagonizada por Abderrahmán I, antes de ser entronizado emir, en la campaña que llevó a cabo por la península, justo a su llegada desde Siria.

Con respecto al mulo, debemos tener en cuenta que hasta bien entrado el siglo XX, fue el quebradero de cabeza de los ganaderos de caballos y los aficionados más puristas, quienes expresaban su temor por la incesante cría mular, en detrimento de la caballar, si bien es lógico, pues hemos de entender que a España llegaron con cierto retraso las maquinarias agrícolas y los vehículos de carga, que hoy ya sí, poblan nuestra querida piel de toro.

Añado además, que es para un servidor todo un honor compartir páginas con plumas tan insignes de la cultura ecuestre española, como las que pueden leerse en Galope. Es este además, todo un reto que me hace intentar estar a su altura y mejorar en cada escrito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario