domingo, 1 de diciembre de 2019

Caballos domésticos y caballos salvajes frente a condiciones climáticas adversas


El otoño está siendo muy generoso en lluvias. En ciertas zonas del norte, son ya semanas sin parar de llover. Y eso supone ciertos problemas para muchos caballos que están en praderas, ya que el suelo nunca llega a secarse, la hierba verde y mojada les cubre los cascos y estos se reblandecen en exceso. En otros casos, son problemas del pelaje, que al estar día y noche empapado, se convierte en terreno fértil para los hongos.



Pero hay ciertos caballos, a los que todos estos problemas, les pasan inadvertidos. ¿Cuáles?: Pottokas, Losinos, Asturcones, Gallegos, por citar razas propias de nuestra península, o también los Shetland. Este tipo de caballos, son también los que cuando llega el verano, son los más resistentes a los insectos y alergias.

¿Y qué tienen todas estas razas en común? Que son las que menor intervención del hombre han sufrido en su reproducción y cría.

En cambio, el caballo de deporte y de ocio, fruto de la selección humana, con las condiciones de humedad continua, e igualmente con las de calor excesivo, lo suele pasar mal, ya que su genética obedece más a los criterios con los que los humanos crían, que no a la rusticidad y resistencia en condiciones climáticas adversas.

¿Puede un caballo de deporte o un caballo doméstico en definitiva asemejarse en salud y rusticidad a un caballo salvaje?

Todo dependerá de cada caballo, de cómo se haya criado, de su genética, de su edad, y de otros factores, pero hay muchos elementos a nuestro alcance y que pueden ayudar a nuestro caballo a tener una salud lo más parecida a la de un caballo salvaje.

Los detalles, muy pronto, en mi nuevo programa de Entrenamiento: Caballo Salvaje.

jueves, 28 de noviembre de 2019

Mi camino hacia el casco descalzo, el artículo completo

En este vídeo/audio de unas dos horas de duración, cuento el camino que he ido recorriendo en torno al caballo descalzo. Un camino que a día de hoy, no creo que tenga retorno. Ahora bien, el objetivo, el destino de este camino no es el casco descalzo en sí.



El destino perseguido, ese al que nunca dejo de aspirar, es al de la mejora global y continua del caballo. Y para llegar a ese destino, el camino del casco descalzo, ha demostrado ser para mí, una manera coherente con la que poder alcanzarlo.

Ahora bien, también ha habido sinsabores en ese camino. Y por eso, no lo recomiendo a todo el mundo. Es más, defiendo que en la mayoría de casos, es más que probable que sea mejor tener al caballo herrado. Precisamente, porque el caballo descalzo requiere unas implicaciones que no todo el mundo puede, quiere o está en disposición de ofrecer a su caballo.

Si prefieres la opción audio, puedes reproducirla directamente desde aquí o incluso descargarte el archivo para escucharlo cuando y cómo quieras:



Y si prefieres el vídeo:



Si quieres conocer los detalles, anécdotas y porqués más exactos de este viaje que comencé hace unos años, en el vídeo te lo cuento detenidamente, de principio a fin. Al final de este artículo te dejo material complementario y bibliografía con el que puedes ampliar información.

 Mi amigo Manuel Serrano, herrador y podólogo, haciendo los cascos de mis caballos




La segunda parte del vídeo es una sesión de preguntas y respuestas sobre cuestiones relacionadas con el barefoot que me plantearon algunos de mis lectores.

Te dejo además con unos artículos que escribí en su momento, para que tengas más referencia del camino recorrido en estos años:

Mi balance del Barefoot en 2015 tras dos años experimentándolo:

Mis primeros trabajos en serio con botas:

Artículo sobre las botas: ¿y si son anteriores a las herraduras?

Bibliografía recomendada:

Casco descalzo:

Hiltrud Strasser; A lifetime of soundness. Es un clásico del casco descalzo, y la Dra. Strasser, veterinaria alemana, ha sido pionera en Europa del concepto casco descalzo y cómo enfocarlo.


Susan Kauffmann y Christina Cline; The essential hoof book. Libro mucho más actual y con imágenes de mucha calidad. En este enlace puedes bajarte un pdf gratis con las primeras 20 páginas: https://www.horseandriderbooks.com/pdfs/Essential%20Hoof-excerpt.pdf

Sobre casco herrado:

Doug Butler; The Principles of Horseshoeing II: An Illustrated Textbook of Farrier Science and Craftsmanship. Es un auténtico tocho, y tiene algunos años ya, pero es un libro de referencia en el mundo del casco y el herraje. https://www.goodreads.com/book/show/5291115-the-principles-of-horseshoeing-ii

Van Nassau, Rob; El casco del caballo. Interesante por las imágenes que contiene, así como para conocer mejor ciertas patologías relacionadas con el casco y la pisada, si bien y en mi opinión ofrece soluciones demasiado agresivas con el casco a la hora de afrontar cuartos, etc. https://www.hispanoeuropea.com/el-casco-del-caballo-9788425518287

Webliografía recomendada sobre casco descalzo:

The Laminitis site. Sitio de referencia para el tratamiento de la laminitis desde el casco descalzo, con mucha e interesante información. http://www.thelaminitissite.org/

The Barefoot Magazine: https://barefoothorsemag.com/

martes, 26 de noviembre de 2019

Movimiento, cúrcuma y claves para ayudar a caballos con lesiones articulares


Uno de los aspectos a los que más tiempo dedico en el día a día es a preparar las comidas de mis caballos, ya que el caballo, como la persona y cualquier otro ser vivo, es fiel reflejo de lo que come.



Las comidas de mis caballos desprenden un olor muy especial, ya que además de tener una base de piensos muy ricos en plantas y hierbas que desprenden un olor muy agradable, les añado algunos trozos de fruta y ciertas especias. Es cierto que empleo casi una hora al día entre el tiempo de preparación y el darle a cada uno su comida, pero es un momento muy especial, ya que es un tiempo del día que paso al lado de cada uno de ellos, mientras se comen lo que les he preparado, y les acaricio o les contemplo tranquilamente, comprobando cada parte de su musculatura, el estado de sus cascos, como mastican, su estado de ánimo, etc.



Algunos ejemplos de las comidas que les preparo a mis caballos. Cada caballo tiene una ración personalizada y adecuada a su peso, genética, etc.

He hablado en otras publicaciones sobre nutrición equina y siempre digo lo mismo, no soy ningún experto en el tema de la nutrición propiamente, pero como tengo claro que el bienestar de todo ser vivo depende enormemente de lo que come, intento estar al día y llevar a cabo aquello que sepamos sobradamente puede beneficiar a los caballos.

Dicho esto, no es ningún secreto que el éxito en la dieta de un caballo, es siempre que tenga forraje a su libre disposición o al menos, en cantidades óptimas, lo cual implica entre diez-catorce kilos de forraje al día dependiendo del caballo.

Bien, pero además del forraje, el caballo puede verse beneficiado por ciertos alimentos y complementos, no tanto encaminados a la energía, sino a su salud y bienestar general. Como la mayoría de los caballos de hoy día viven en entornos muy alejados de lo que su condición de herbívoros requieren, suplementar con estas pequeñas ayudas, puede ser beneficioso, siempre teniendo en cuenta las necesidades de cada caballo en concreto.

En este sentido, ciertas plantas y cultivos, pueden ser un buen complemento. Ahora bien, tengamos siempre presente que se trata de AYUDAS, NO DE MILAGROS. ¿Y por qué recalco esto? Porque hay cantidad de caballos que están comiendo piensos de alta gama, reciben cantidad de suplementos, pero después….se pasan el día en el box.

En tales casos, los dueños de esos caballos atribuyen propiedades milagrosas a lo que dan como alimento al caballo, y esperan que aunque se pase horas y horas encerrado sin moverse ni recibir horas de Sol, su salud sea buena única y exclusivamente porque le dan un pienso caro al caballo. Y ningún pienso ni ningún complemento ni alimento milagroso, podrá revertir los efectos de destrucción masiva que le supone al caballo el pasar tantas horas en el box.

Incidamos pues en que ciertos alimentos pueden ser de ayuda al caballo, pero solo cumplirán su cometido siempre y cuando el caballo cuente con unos mínimos, los cuales son: movimiento, forraje, ausencia de estrés, etc.

Una vez partimos de esta base los beneficios de la cúrcuma para humanos están más que avalados por literalmente, miles de estudios, como puedes comprobar en este enlace: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin

Posteriormente, se investigó su efecto en caballos y parece que producía efectos muy similares: https://ker.com/equinews/equine-osteoarthritis-curcumin-research/

Por lo tanto, parece que incluir cúrcuma en la dieta del caballo puede ser una ayuda sobre todo para caballos con inflamaciones en articulaciones, osteoartritis, etc.

Además de estas cualidades, podría tener otros efectos positivos, a nivel de alergias, mejoras en la piel, etc.: http://turmericlife.com.au/pages/turmeric-for-animal-research/

Si quieres conocer los beneficios generales de la cúrcuma en humanos, en este enlace tienes un resumen: https://muysaludable.sanitas.es/nutricion/propiedades-beneficios-la-curcuma/

Ahora bien, ¿son extrapolables esos beneficios a los caballos? Los estudios en equinos no llegan a tanto, pero a día de hoy, ya son muchas las marcas de suplementos para caballos que comercializan cúrcuma para caballos. ¿Qué hago yo? Uso la cúrcuma normal y corriente que se compra en herboristerías, en polvo. Una cosa que hemos de hacer, si decidimos añadir cúrcuma a la ración de nuestro caballo, es suplementar con pimienta negra, ya que la absorción de la cúrcuma es muy baja, y la mezcla con pimienta negra (molida) ayuda a que sea asimilada por el organismo. La cantidad que uso de pimienta es menor que la de cúrcuma evidentemente.

Atómico es el caballo con el que más empleo cúrcuma. Llegó siendo incapaz de posar sus dos posteriores a la vez debido a la lesión articular que tiene en ambos menudillos. 


Debido al dolor y la inflamación, Atómico no quería moverse apenas y tuve que empezar con él con 
paseos muy progresivos hasta que fuimos aumentando la dificultad. 


En poco tiempo, el caballo fue ganando seguridad en sí mismo y se atrevía a adoptar posturas que al principio eran impensables


En estos vídeos puedes comprobar la progresión de Atomico. En su camino de recuperación, la cúrcuma y el colágeno han estado presentes, pero la clave principal es el movimiento. Aun así, su recuperación tiene un techo que no podremos sobrepasar, ya que los años de enclaustramiento en el box, mala alimentación y mal trabajo, han dejado secuelas que nunca podremos superar.




La cantidad de cúrcuma que empleo para mis dos caballos sin lesiones articulares es apenas un espolvoreo al que añado algo de pimienta, mientras que para el caballo que tengo con lesiones articulares uso más cantidad. Lo que hago es que alterno, y estoy un par de meses dándole cúrcuma, después, un par de semanas o tres sin añadir nada, después le suplemento con colágeno y vitamina C, y así voy rotando.

Pero lo que no falta al caballo en su día a día es movimiento. Sin eso, ni la cúrcuma ni el colágeno ni absolutamente nada de lo que coma servirá para nada.

Por lo tanto, lo que no tiene sentido es empezar a dar cúrcuma como si la regalaran pero dejamos al caballo en el box horas y horas y además le damos dietas altas en almidón, ya que el poder de destrucción del box más el del almidón no podrá ser paliado ni por un kilo de cúrcuma al día.

Recuerda que el caballo nació para moverse, que el almidón no le sienta nada bien, y que si no tienes en cuenta esto, nada de lo que hagas, podrá ayudarle.

_________________________________________________________________________________


Faltan pocos días para el lanzamiento de mi nuevo programa de entrenamiento: Caballo Salvaje, con el que podrás conocer todo aquello que permitirá a tu caballo tener el rendimiento y la salud de un auténtico caballo salvaje. Si quieres conocer con más detalle en qué consiste y además beneficiarte de un 10% de descuento, contacta conmigo a través de este e-mail.



viernes, 25 de octubre de 2019

Preguntas y respuestas

Primera sesión de preguntas y respuestas. Puedes elegir entre ver el vídeo completo o escuchar y descargar el audio Las preguntas y los artículos que amplían la información los tienes debajo del vídeo.

En audio:




En vídeo:



Estas son las preguntas que me han formulado y que están ordenadas de la siguiente manera. Añado en algunas preguntas artículos que he publicado y que pueden ayudar a ampliar información. 1_Tengo una yegua con la columna vertebral hundida , ensillada que vive en libertad. No tiene síntoma de dolor , no la monto pero si le doy un trabajo suave a la cuerda . Baja bien el cuello y se estira sin problema. ¿Qué más puedo hacer para que mejore su espalda? Para ampliar: http://www.tomasmateo.com/2019/08/tra... 2_ ¿Qué es lo que te llevó a trabajar con caballos de una forma tan poco tradicional? ¿Qué le dirías a la gente que no se anima a hacer el cambio? Para ampliar: http://www.tomasmateo.com/2019/10/los... http://www.tomasmateo.com/2019/07/el-... 3_ ¿Cómo has aprendido? 4_¿Hay algún momento que sea necesario "intentar bajar la cabeza /cuello del caballo" para que la columna se levante y el caballo se relaje? O la bajada de la cabeza/cuello SIEMPRE debe de venir tras meter los posteriores, y subir la columna? Para ampliar: http://www.tomasmateo.com/2018/11/la-... 5_Opinión sobre el método dé entrenamiento con R+ 6_Dudas sobre incurvación y cómo encontrarla. (Ojo, porque la respuesta no es seguramente la que espera la mayoría) 7_ ¿Cómo sabes que el caballo está disfrutando del entrenamiento y no es, simplemente, condicionamiento clásico?¿Realmente se lo ves en la expresión de la cara? Para ampliar: http://www.tomasmateo.com/2016/11/que... 8_Consejos para cómo trabajar caballos de ruta que cada semana tienen un jinete diferente y rechazan y escapan al contacto. Para ampliar: http://www.tomasmateo.com/2017/05/el-... http://www.tomasmateo.com/2019/07/cua... http://www.tomasmateo.com/2019/09/rie... 9_Mi yegua en los cambios de pie al tranco, me hace fuerza sobre los asientos de la boca y se echa en las espaldas. Solo al tranco porque a dos no hay problemas. 10_ ¿A qué edad consideras mejor empezar a montar un potro? Tengo un árabe que acaba de cumplir 4 años, sólo me he subido 4 veces menos de 5 minutos para dar unos pasos a la cuerda como primera toma de contacto, se ha portado muy bien y he dejado de subirme por dudar si conviene dejar que pase más tiempo. Recibo consejos opuestos: empezar ya, a los 5, a los 6.... No me importa esperar a los 6 años, pero me dicen que la doma será “más complicada”. ¿Cuál es tu opinión al respecto? Para ampliar: http://www.tomasmateo.com/2016/11/com... http://www.tomasmateo.com/2016/12/pre... http://www.tomasmateo.com/2018/11/fal... 11_Mi pregunta es sobre mi caballo. Recién le hemos hecho unas radiografias en las patas, que me las pidió el podólogo para descalzarlo, y en ellas ha salido que tiene un poco de artrosis en la mano izquierda. Ahora no va cojo. Que entrenamiento debo de seguir para darle una buena vida y que esté fuerte? Para ampliar: http://www.tomasmateo.com/2018/02/con... 12_Sobre la vascularización: ¿se produce durante o tras el entrenamiento? ¿Se da incluso sin que el caballo realice ninguna actividad? 13_ ¿Sabes el origen de la palabra "amazona" para designar a un jinete del sexo femenino? Me resulta curioso, (y me pregunto si necesario) que en uno de los pocos deportes que hombres y mujeres compiten juntos, necesitemos diferenciar si la parte humana del binomio es hombre o mujer.

viernes, 4 de octubre de 2019

Los sesgos cognitivos y su influencia en la Equitación

Las riendas de atar, los kilos y kilos de avena, las acciones de los estribos desaforadamente largas, el creer que un jinete no tiene que entrenar su cuerpo además de montar a caballo…todos estos dogmas que lastran a la hípica cuentan con un poderoso aliado: los sesgos cognitivos. ¿Sabes qué son?



La definición que nos da Wikipedia sirve para ir entrando en materia: “Un sesgo cognitivo es un efecto psicológico que produce una desviación en el procesamiento mental, lo que lleva a una distorsión, juicio inexacto, interpretación ilógica, o lo que se llama en términos generales irracionalidad, que se da sobre la base de la interpretación de la información disponible, aunque los datos no sean lógicos o no estén relacionados entre sí”.

Es decir, son aquellas creencias que tenemos en las que nos refugiamos para justificar que hacemos algo, a pesar de que haya evidencia de que ese algo que hacemos, no es lo más adecuado. Por ejemplo, y por seguir el hilo de mi último post que tanto debate ha concitado: es evidente que unas riendas de atar nunca podrán sustituir a un programa de entrenamiento real y variado, pero aun así, hay personas que siguen empeñadas en defender las riendas de atar. ¿Por qué?

Precisamente, por los sesgos cognitivos, algo que todos tenemos y que nos lleva a defender a capa y espada aquello en lo que más cómodo nos sentimos en base a nuestra experiencia, lo que nos hayan transmitido, etc.

Algo muy parecido sucedió con el artículo que escribí pretendiendo hacer ver que poca enseñanza positiva hay para un niño en el comprarle un "supercaballo" que lo hace todo, y sí mucho de enseñanza negativa. Hubo personas y profesionales que se pusieron como fieras, pero que curiosamente, ni se molestaron en leer más allá del título: la idea del artículo chocaba de pleno con sus creencias y no estaban dispuestos a leer ni a entender, pues su sesgo cognitivo les decía que lo correcto era lo que ellos habían hecho siempre.

Igualmente, seguimos encontrando profesionales y aficionados que siguen defendiendo que lo mejor para un caballo es vivir en box, cebarlo con cereales, tenerlo con vendas las 24 horas al día...y su única excusa para todas estas prácticas que de sobra sabemos son altamente destructivas para su salud, es decir: "pero yo quiero mucho a mis caballos". Es evidente que se amparan en una serie de sesgos cognitivos que no tienen ningún fundamento científico, simplemente, es lo que han hecho de siempre, y lo que quieren seguir haciendo para su propia comodidad, y aunque se amparen en la afirmación de querer mucho a su caballo, con sus hechos, demuestran justo lo contrario.

¿Creeríamos a un padre o una madre que dice querer mucho a sus hijos pero tienen a estos todo el día sin salir de una habitación diminuta y de la que solo abrirían la puerta para darle tres comidas muy altas en azúcar? Pues es exactamente igual.

Las reacciones a este post son un claro ejemplo de cómo influyen los sesgos cognitivos en nuestras acciones

El ser humano tiene la tendencia natural de anclarse en lo que ya conoce, y lo prefiere antes que adentrarse en experiencias desconocidas, el clásico lema de “más vale lo malo conocido, que lo bueno por conocer”.

Y esto, en el campo de lo ecuestre, tiene una enorme contrapartida: hay caballos que sufren en sus carnes el enorme poder de los sesgos cognitivos, ya que son muchas las personas que prefieren quedarse en métodos de manejo y entrenamiento muy anquilosados en el pasado, porque creen que es lo que mejor les funciona, porque es lo que les enseñaron, lo que siempre han hecho, y en definitiva, es en lo que creen.

Claro que si esta fuera la única tendencia posible, seguiríamos en cualquier campo de la vida, totalmente estancados, y por fortuna, cada vez somos más los que nos planteamos ir mejorando continuamente en todo aquello que podamos hacer con nuestros caballos.

El saber dejar atrás nuestra comodidad (nuestro sesgo cognitivo de turno), el afán por mejorar, por formarnos y estudiar continuamente, por estar abiertos a aquello que incluso está lejos de nuestra forma de entender la realidad, es lo que nos permite evolucionar como sociedad.

Por desgracia, en la hípica, nos encontramos con una enorme mayoría de profesionales y aficionados anclados en métodos de entrenamiento y manejo muy anticuados, y a los que les cuesta mucho abrirse mínimamente a tendencias más actuales, por más evidencia que haya de que sus métodos están anticuados.

Si quieres profundizar en este tema, te recomiendo estos otros artículos:

EL DILEMA. Mis reflexiones al encontrarme a un conocido que me cuenta sus problemas con sus caballos debido a que no ha cambiado nada en los últimos 20 años: http://www.tomasmateo.com/2018/11/el-dilema.html

LA EXPLICACIÓN A POR QUÉ LA HÍPICA AVANZA TAN LENTAMENTE EN ESPAÑA: http://www.tomasmateo.com/2019/07/el-reflejo-semmelweis-y-la-explicacion.html

LA REDONDITIS, UN CLARO EJEMPLO DE ENTRENAMIENTO SIN SENTIDO Y SU ANTÍDOTO: http://www.tomasmateo.com/2018/11/la-redonditis-el-peligroso-virus-que-te.html

jueves, 3 de octubre de 2019

Una vida entre caballos



Nuevo vídeo en mi canal de Yotube, en el que te muestro el día a día de un grupo de caballos de deporte que intenta ser lo más parecido posible a la vida en manada y en la naturaleza.

martes, 17 de septiembre de 2019

Riendas de atar vs. entrenamiento real

¿Y si cambias las riendas de atar por un PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO REAL?



Las riendas de atar son uno de los grandes dogmas de la hípica, pero no solucionan nada y pueden empeorarlo todo. En este breve análisis comentamos los principales puntos por los que debemos desterrar del todo las riendas de atar. Nos venden sus virtudes muy bien, pero no son más que un simple atajo que nos lleva al desastre.

Es como creer que un dispositivo que nos coloquemos en el cuerpo nos desarrollará muscularmente igual que si nos dedicamos a entrenar de verdad, ¿nadie lo creería, verdad?
Y si además ese dispositivo nos obliga a colocarnos en una postura que nos crea molestias, dolor… ¿te lo colocarías?

Seguro que no.


¿Y por qué sigue habiendo personas que siguen colocando riendas de atar a sus caballos? Si te interesa saber más sobre el tema, en el curso online sobre rendajes, analizamos a fondo estas cuestiones y ofrecemos alternativas REALES Y EFICACES PARA ENTRENAR TU CABALLO.